La CNDH de la mano con Araceli Osorio, Irinea Buendía y Lorena Gutiérrez, acompañan al Museo Memoria y Tolerancia a la presentación de la ofrenda de dedicada a las víctimas del feminicidio infantil.

Fuente: Museo Memoria y Tolerancia

La privación de la vida es un delito irreparable que afecta no solo a la víctima sino también su entorno, familiares, amigos, compañeros a la sociedad en general. El feminicidio es el asesinato de mujeres por el simple hecho de ser mujeres; con regularidad le anteceden acciones progresivas de violencia de género y sexual que van deteriorando a la persona hasta concluir con su muerte. El feminicidio infantil es sin lugar a dudas una demostración de odio desmedido y escalada de violencia hacia mujeres indefensas e inocentes, que coarta la vida de nuestras niñas en una etapa en donde debería prevalecer la felicidad, aprendizaje y contar con la seguridad de su integridad por quienes las rodeamos.

Lamentablemente diversos registros arrojan que niñas entre los 0 a 5 años son agredidas por sus padres; la explotación infantil, el abuso sexual y la trata son algunas de las violaciones que vulneran los derechos de niñas, niños y adolescentes y en ocasiones derivan en la muerte.

Ante estas cifras y el incremento del 76% entre el 2015 al 2018, el Museo Memoria y Tolerancia dedica el altar de muertos a las víctimas del feminicidio infantil a través de una instalación que revela datos duros sobre la realidad de nuestro país y con el objetivo de dar visibilidad a este delito extremo que rompe las ilusiones y derecho a la vida y dignidad de las niñas y adolescentes.

Nuevamente el Museo levanta la voz con esta instalación que estará del 29 de octubre al 4 de noviembre y se suma al trabajo de madres que lidian con su dolor a través del activismo como Irinea Buendía, Aracely Osorio Y Lorena Gutiérrez, quienes estuvieron presentes en la inauguración que grita “NI UNA MÁS”.

Ante la escalada de odio y violencia de género se unen autoridades como Nashieli Ramírez, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y Jaime Morales, Sub Secretario de Derechos Humanos de la Ciudad de México y Presidente de la Comisión de prevención de todo tipo de violencia contra niñas, niños y adolescentes del SIPINNA, con el fin de crear conciencia y denunciar cualquier tipo de violencia a nuestra infancia recordando que ignorar es participar.

“Hoy honramos la memoria y pedimos justicia para víctimas de feminicidio infantil, con esta sentida ofrenda exigimos la seguridad y el derecho una infancia y adolescencia libre de violencia y sin miedo”… Linda Atach, Directora de Exposiciones Temporales Museo Memoria y Tolerancia.

comparte este post =)Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin