¿Qué hacer ante la extorsión?

Ante una llamada de extorsión, la Policía Federal emite las siguientes recomendaciones:

  • Mantener la calma y valorar con objetividad la situación planteada. Escuchar atentamente los argumentos del extorsionador y no dejarse dominar por el impacto emocional.
  • Interrumpir la llamada y verificar si la situación que se plantea es real o no, llamando al familiar por ejemplo. Si se recibe una nueva llamada amenazante, responda que se trata de número equivocado y cuelgue. De ser posible y tras dar aviso a la familia, descuelgue el auricular por algunas horas para evitar que insistan.
  • No ceder ante las exigencias económicas o demandas del extorsionador o defraudador, ni negociar cantidad económica alguna. Esto significa no realizar recargas telefónicas o depósito alguno.
  • Llamar de inmediato a la supuesta víctima, anticipándose a la posibilidad de que apague o deseche su celular.
  • Enviar mensajes de texto al teléfono celular de la supuesta víctima, a n de que al encenderlo reciba mensajes que le adviertan del engaño y que es seguro regresar a casa.
  • Pedir al supuesto secuestrador que le comuniquen a su familiar y aprovechar la llamada tripartita para advertir que se trata de un engaño.
  • Llamar al 088, número telefónico del Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal, proporcionar toda la información generada en las llamadas telefónicas, como el número de origen, horario, argumento utilizado por el extorsionador y cualquier otro dato que se considere de utilidad. Personal experto en el tema proporcionará recomendaciones para minimizar el daño psicológico, evitar daño económico y orientar sobre en dónde puede encontrarse el familiar supuestamente secuestrado, como lo son hoteles, salas de espera en hospitales, cines, centrales de autobuses, iglesias, centros comerciales o tiendas que operen las 24 horas del día.

En el caso de una extorsión directa, que es aquella donde el delincuente se presenta en el domicilio o negocio para amenazar, se realizan las siguientes recomendaciones:

  • Mantener la calma y no ceder de inmediato a las exigencias económicas.
  • No manifestar negativa directa a la petición de dinero del delincuente. Argumente que necesita buscar alternativas económicas para conseguir el dinero solicitado.
  • Pedir al delincuente el plazo de una semana para dar respuesta. Ello permitirá analizar el escenario y tomar decisiones.
  • Llamar al 088 del Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal, afín de que personal especialista brinde el apoyo necesario para evitar ser víctimas del delito.

Fuente: Policía Federal

comparte este post =)Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0