¿Qué hay de nuevo este 2019? Las tendencias top en videovigilancia y seguridad

Las empresas, organizaciones y negocios están cambiando la manera de llegar más directa e inteligente a sus clientes; brindar una ventaja competitiva en el mercado ha hecho que la dinámica cambie para todos, y con el aumento de las nuevas tecnologías y tendencias, es posible.

Sin duda alguna, la transformación digital para este 2019 será más tangible, esto, impulsado por cambios realizados el año pasado que arrojan que el 70% de las compañías que están en un proceso de transformación digital consiguieron aumentar sus ingresos, además que el 78% de las empresas que está aplicando procesos de digitalización mejoró la productividad y la innovación de forma notable.2

Una de las tendencias que definitivamente ha impulsado el crecimiento y evolución de la tecnología es el Internet de las cosas (IoT), la cual brinda nuevas oportunidades de conectividad, logrando que millones de dispositivos y sensores estén conectados, controlados de manera remota y acumulando información de valor para los negocios.

En este sentido, el tema de la seguridad, videovigilancia y ciberseguridad son tendencias que continuarán creciendo, y es que la cantidad de dispositivos y sensores de seguridad (y los que no lo son) se instalan en todo el mundo, y generan una gran cantidad de datos que están listos para ser analizados para proporcionar una imagen más nítida y completa de las actividades en general. Cuantos más datos se puedan recopilar de estos sistemas, mejor será la información que resulte del análisis.

Los sistemas de vigilancia IP, como las cámaras de red que se encargan en digitalizar las señales de video mediante codificadores dedicados, cobran fuerza al tener un acceso a través de una red existente o de Internet.

Los dispositivos de vigilancia IP nos permiten transformar la transmisión de video mediante su mismo análisis y obtener información útil para ellos. Y como parte de sus ventajas incluye la accesibilidad remota, la integración de tecnologías de gran alcance (amplio rango dinámico, detección de movimiento y otras funcionalidades basadas en análisis de datos, etc.), una infraestructura más ágil, completa, fléxible y la capacidad de automatizar procesos manuales junto con otros.

Estos dispositivos de vigilancia IP se están utilizando hoy en día para diferentes industrias y sectores, desde la gestión del tráfico, el análisis del rendimiento, la inteligencia empresarial, hasta la activación de alertas para un caso de uso determinado. Los avances de estos dispositivos de vigilancia IP han sido fundamentales para impulsar la demanda de dispositivos de vigilancia a escala global.

De acuerdo con Markets and Markets, se estima que el mercado global de videovigilancia crecerá de US $ 36.89 mil millones en 2018 a US $ 68.34 mil millones para 2023, a una tasa compuesta anual de 13.1% entre 2018 y 2023, por la creciente preocupación por la seguridad pública, el incremento en la adopción de cámaras IP y DIY (Hágalo usted mismo).

Tendencias para el 2019 en videovigilancia

“Parte de nuestra estrategia es innovar y ofrecer mejores sistemas de videovigilancia, control de acceso, sistemas de audios y tecnología inteligentes”, comenta Manuel Zamudio, Industry Associations Manager en Axis Communications, y agrega: “Nuestra tecnología es 80% preventiva y 20% reactiva, buscamos que las empresas y negocios puedan prevenir inconvenientes, y que las personas y las mercancías estén seguras”.

Axis Communications sabe que las empresas están preocupadas en su transformación y adopción de nuevas tecnologías, pero muchas a veces no saben por dónde empezar o cuáles son las adecuadas para su negocio, ya que no es sólo renovar la infraestructura y agilizar procesos, también debe de hacer realmente un análisis interno para saber cuáles son las necesidades reales de las organizaciones.

Para este 2019, las tendencias de interconexión, los sistemas IP, las aplicaciones IoT, vienen más fuertes y con mucho más crecimiento ante la evolución de las organizaciones que buscan brindar servicios y productos de mejor calidad para sus clientes y consumidores. Es por esto que Axis, te presenta las 6 tendencias que vienen fuertes para este año en la videovigilancia y seguridad.

1. Ciberseguridad:

Es un tema que sigue siendo tendencia y, sin duda, con el incremento en la combinación de dispositivos y sistemas cada vez más conectados, los cibercriminales también estarán a la orden, cada día con tácticas y sistemas más agresivos al momento de intentar violar las redes y extraer información; una preocupación para las empresas y los gobiernos hoy en día.

“En Axis, nos centramos al 100% en la seguridad cibernética y hacemos todo lo posible para mitigar sus riesgos,” agrega Manuel, y continua: “Tenemos requisitos estrictos para nuestros propios productos y estamos trabajando diligentemente con nuestros socios y clientes, para combatir esta amenaza.”

Los diferentes sistemas basados en IP que están integrados y / o interconectados aumentan la importancia de los ataques cibernéticos. Sin las medidas de seguridad definidas, la seguridad de cualquier red es tan sólida como la seguridad del sistema o dispositivo más débil dentro del ecosistema general. Habrá una creciente conciencia sobre la privacidad y la protección de datos.

2. Inteligencia Artificial:

La inteligencia artificial aún tiene un camino largo por recorrer; sin embargo, cada día toma mayor fuerza; y se prevé que se pueda sumar a la industria de la seguridad. Por el momento sigue siendo una tecnología emergente.

El progreso difiere de una industria a otra y de una aplicación a otra. En algunos campos, especialmente la atención médica y específicamente la detección de cáncer, la IA ya está teniendo un impacto positivo significativo. En otras áreas, el progreso es más constante. La videovigilancia es una de ellas.

Con el análisis de video; el reconocimiento de matrículas, el análisis minorista y el reconocimiento facial ya son parte del sistema, el cual puede brindar datos de valor que al ser analizados, se convierten en información valiosa que puede ayudar a los múltiples sectores a mejorar cada día y estar más cerca de una transformación digital completa.

En nuestra industria actual, el aprendizaje de máquina y el Deep Learning se utilizan principalmente para el análisis de video, pero esperamos que la tecnología sea un componente importante en muchas aplicaciones y productos diferentes en el futuro. Con el tiempo, se convertirá en una herramienta común para los ingenieros de software y se incluirá en muchos entornos y dispositivos diferentes. Pero, una vez más, su aplicación será impulsada por los casos de uso más convincentes, no por la tecnología en sí.

Existe una tentación en el sector de vigilancia y seguridad de prometer en exceso en relación con las nuevas tecnologías. Esto ha sucedido con la inteligencia artificial en la analítica de video y, en particular, en algunas de las afirmaciones sobre la aplicación actual del Deep Learning.

Es por esto que se espera que las tecnologías de IA y Deep Learning continúen penetrando en el mercado de la videovigilancia.

3. Cloud y Edge Computing

Una de las tendencias que se ha mantenido y sigue creciendo es: La Nube. A medida que aumentan los dispositivos de Internet de las Cosas, también aumenta la cantidad de datos generados que requieren almacenamiento.

De la mano a este incremento se encuentra el edge computing, donde se están procesando más datos de la red; por una cámara de video o dispositivo de control de acceso. Esto puede reducir significativamente el ancho de banda y las demandas de almacenamiento.

En nuestro negocio, Edge Computing significa el procesamiento de datos dentro de la propia cámara. Aunque quizás no sea tan dramático como para evitar los accidentes de tráfico, pero los beneficios aún pueden ser significativos. En primer lugar, el procesamiento inicial de los datos dentro de la cámara puede reducir las demandas de ancho de banda tanto de la transferencia como del almacenamiento de datos. Además, los datos pueden anonimizarse y cifrarse antes de transferirlos a destinatarios autorizados, lo que resuelve los problemas de seguridad y privacidad.

La infraestructura Edge tiene numerosas aplicaciones para despliegues IoT en la industria 4.0, oficinas inteligentes, flotillas de transporte, ciudades inteligentes y muchos más casos de uso.2

4. Tecnología inteligente para entregar beneficios ambientales.

Actualmente existen nuevos tipos de sensores que pueden medir con mayor precisión el impacto ambiental en los sitios de una organización, actuando de manera efectiva como herramientas altamente sensibles, calibradas para diferentes formas de producción, por ejemplo las imágenes térmicas que se pueden usar para identificar áreas de desperdicio de energía.

Un ejemplo de esto sería, en un área crítica donde tales sensores pueden aumentar la conciencia, la comprensión y, cada vez más permitir acciones correctivas, es la calidad del aire. Ya sea dentro de edificios o en el entorno urbano externo, los impactos negativos en la salud y los costos asociados se están convirtiendo en un problema cada vez mayor. Los sensores inteligentes tendrán un papel central que desempeñar para abordar el problema a nivel mundial.

Estas aplicaciones agregan valor a las organizaciones a través de eficiencias y ahorros de costos (y, con suerte, beneficios para la salud), pero también les ayudan a alcanzar sus propios objetivos ambientales y de sostenibilidad.

5. Personalización vs privacidad

El 2018 podría considerarse como el año en el que el conocimiento de la privacidad de los datos alcanzó su punto más alto, particularmente el asociado con la información personal. Para aquellos en los sectores público y privado, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE llegó a un nivel de escrutinio más alto que nunca antes sobre cómo las organizaciones recopilan, almacenan, comparten y utilizan información personal (incluida la capturada por la videovigilancia). Sin embargo, para el consumidor en general, es más probable que haya problemas relacionados con el uso de los datos por parte de Facebook, lo que ha aumentado la conciencia y la preocupación con respecto a lo que sucede con los datos personales que se entregan en línea.

En última instancia, vivimos en un mundo en el que nos han brindado valiosos servicios en línea a cambio de la entrega consciente o inconsciente de una cantidad significativa de datos personales. De hecho, esta información es utilizada por usuarios como Facebook, Amazon, Google y otros para aumentar el valor de estos servicios a través de un alto grado de personalización. Para muchos, sin embargo, se siente como si se hubiera cruzado una línea entre la personalización útil y la invasión de la privacidad, y los rumores de que los asistentes de voz en el hogar escuchan las conversaciones domésticas solo causarán este malestar.

En última instancia, la confianza entre una organización y sus clientes se está convirtiendo en un activo cada vez más importante y tangible. De hecho, una investigación reciente de la consultora Accenture ha establecido una correlación entre la confianza de las partes interesadas y los ingresos. Las inquietudes sobre el enfoque de privacidad de la empresa y el uso de datos personales será uno de los aspectos más impactantes de la confianza en los negocios que avanzan.

6. Integración de sensores conduciendo acciones inteligentes

Una tendencia final que confiamos será cada vez más frecuente en 2019, será la combinación e integración de sensores para incitar acciones “inteligentes”.

En una ciudad inteligente, un sensor de movimiento conectado a una barrera podría activar una cámara que, a su vez, activaría una alerta en el centro de operaciones, lo que permitiría una respuesta rápida y adecuada. O un sensor ambiental podría nuevamente activar una cámara de video o cámara térmica para identificar rápidamente incendios o derrames, lo que nuevamente generará alertas que crearán una respuesta más rápida y efectiva. Cuando se considera la gama de sensores, desde la térmica al movimiento, desde la atmosférica al video, las formas en que podrían combinarse son infinitas, al igual que los beneficios potenciales de hacerlo.

“Ya habíamos escuchado de alguna de estas tendencias, pero el incremento de tecnologías interconectadas e inteligentes han retomado fuerza de nuevo y sin duda seguirán creciendo”, comenta Manuel.

La tecnología continúa desarrollándose a un ritmo rápido y acelerado. Si bien puede ser fácil distraerse por el potencial de cada nueva tendencia o innovación, cada una debe considerarse en relación con los casos de uso que van a ofrecer el máximo impacto positivo y valor para las organizaciones y los ciudadanos.

Este año será uno donde las empresas aprovechen la tecnología para trabajar de manera más inteligente, y poder adoptar tecnologías que les den paso a una transformación digital completa, desde aumentar la inteligencia hasta volverse más amigables con el medio ambiente

comparte este post =)Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0