Director de Robótica, un puesto clave en tu equipo de implementaciones industriales

 

La tecnología siempre ha sido un motor crucial del cambio en la historia humana, ya sea la invención de la rueda, la máquina de vapor o Internet. Las tecnologías de robótica y automatización también se verán como un revulsivo, incluso si la magnitud del cambio provocado probablemente aún esté por venir.

El contexto cultural más común para los robots industriales es aquel en donde operan en grandes fábricas con un número relativamente pequeño de trabajadores humanos. Hoy en día, sin embargo, una gran cantidad de personas en diferentes industrias se encuentra trabajando en colaboración con los robots dentro del mismo espacio de trabajo diariamente.

A medida que la automatización y sus efectos comienzan a influir en prácticamente todos los aspectos de una empresa, es cada vez más necesario un enfoque holístico y estratégico al implementar las nuevas tecnologías y capacidades en los procesos empresariales.

Muchas organizaciones se ocupan de los aspectos técnicos de las operaciones, incluida la automatización, bajo la supervisión de un Director de Tecnología o alguien con responsabilidades similares.

Sin embargo, queda por resolverse si un enfoque aislado en los aspectos técnicos de las operaciones comerciales sigue siendo apropiado en vista de las tecnologías actuales, emergentes y futuras que tienen un impacto más amplio.

La automatización puede ser un poderoso habilitador para nuevas posiciones y tipos de trabajo dentro de las empresas, así como modelos de negocios radicalmente nuevos en todos los aspectos del negocio.

Por lo tanto, los nuevos roles y responsabilidades se están convirtiendo ahora en un factor fundamental para lograr la adopción de la robótica a escala organizativa o corporativa, con la máxima eficacia y el mínimo desagrado. Y una de estas nuevas funciones de trabajo es el Director de Robótica (CRO). Se considera que el CRO es para la industria de la robótica lo que el CIO fue para la industria de la computación a principios de la década de 1980, y es crucial para gestionar la proliferación, el costo y la integración de la tecnología robótica en las empresas que adoptan sus principios, especialmente en donde los robots se superponen con otras tecnologías y operadores humanos.

comparte este post =)Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0