El epicentro en el sector de la construcción en México podría encontrarse en el uso de la tecnología

Producir más y mejor con los mismos recursos, generando mayor valor para el negocio, que además brinde seguridad y el apoyo necesario, convierte a la tecnología en un papel fundamental en  la visión de países como México, que debería considerar debido a su posición geográfica y sísmica en la que se encuentra el uso de la misma.

Sin duda, en cuanto al negocio se refiere se convierte en un desafío que enfrentan varios sectores, donde el segmento de la Construcción no queda exento, especialmente en el actual momento que el mercado vive. Más que nunca, las empresas necesitan asegurar la competitividad y la sostenibilidad. Pero, ¿Cómo hacer todo esto ante un escenario macroeconómico tan complejo?

Datos de la Federación Internacional de la Industria de la Construcción, federación constituida por las cámaras nacionales de la construcción de 18 países de Latinoamérica, incluyendo a México, estiman que este segmento ha aportado el 6.5% del PIB mundial. Y de acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, este 2018 se tendrá un crecimiento de 1.1% y que en los próximos 3 años se tenga un crecimiento de 2.0%.

Después de los terremotos del 7 y 19 de septiembre del 2017, datos del Fondo de Desastres (Fonden) estiman que 180,731 viviendas sufrieron daños con los dos terremotos, de ellas 50,610 tuvieron daños totales que será necesario recuperar.

En este contexto, la tecnología y la gestión pueden ser grandes aliadas. Incorporadas en soluciones especializadas, juntas garantizan una buena gestión de flujo de caja, costos y plazos y aún mejor, pueden evitar las principales molestias de un proyecto: estrago de presupuesto (costos), mala gestión de compras/ inventario (plazo de pago/ plazo de inventario) y Retraso del proyecto (plazo de recepción).

El momento trae grandes oportunidades de crecimiento para las empresas que salen adelante, para ello las firmas de la construcción tienen claro que la diversificación de sus contratos es clave para sobrevivir ante la adversidad. Y, para ello, algunas tendencias de mercado son imprescindibles para la planificación de las compañías dedicadas a este sector:

1. Movilidad: Utilización de dispositivos para la recolección de datos e interacciones directamente en el sitio de obras. Posibilita un costo real de mano de obra y equipos en la EAP (Estructura Analítica del Proyecto), además de análisis de valor agregado.

2. Gestión de Procesos: Garantiza más control sobre todas las actividades del negocio. Así, los equipos consiguen crear, visualizar y ajustar procesos de forma automatizada. Es decir, menos re trabajo y más transparencia.

3. Liquidez de Compras: de acuerdo con el cronograma ejecutivo de la obra, y la gestión de contratos de suministro de materiales serán cada vez más necesarios para mantener la liquidez y garantizar los márgenes del proyecto.

4. Gestión de Contratos: Para garantizar los márgenes del emprendimiento, es necesario gestionar subcontratistas, desde anticipos, mediciones y retenciones hasta deducciones de contrato y control de facturación directa.

5. Analytics: La mejor forma de transformar datos en información e información en estrategia. Con él, es posible tener visiones gerenciales, informes analíticos, observar comportamientos históricos, crear línea de tendencias y proyecciones, además de tener insights para acompañar y tomar decisiones.

TOTVS entiende la realidad del segmento de Construcción y Proyectos y contribuye a que empresas del sector estén siempre a la vanguardia. Esto, a través de soluciones inteligentes, que posibilitan emprendimientos sostenibles y garantizan la exactitud de presupuestos, con seguridad de plazos y procesos integrados al backoffice, aumentando la productividad de toda cadena y trayendo agilidad en las integraciones entre las áreas.

Fuente: Erika Zavala // www.imsmarketing.com
comparte este post =)Share on Facebook2Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0